Grant Guidelines

Cultivando las comunidades

En 1972, se reunió el consejo vecinal de la ciudad de Ventura para evaluar una propuesta que planteaba la construcción de un ambicioso desarrollo comercial en los márgenes occidentales del Río Ventura, cerca de la sede central de Patagonia. Asistieron varios científicos que apoyaban el proyecto alegando que no iba a dañarse el río porque ya estaba “muerto”. Mark Capelli, un estudiante de posgrado se presentó como uno de los “Amigos del Río Ventura” y realizó una presentación donde daba a conocer todas las formas de vida que todavía habitaban en el río y sus alrededores, como anguilas, aves y mapaches. Además, señaló que había unas 50 truchas arcoíris que aparecían cada año para emigrar corriente arriba. Eso hizo que todos los presentes quedarán boquiabiertos y, eventualmente, se frenará el avance del proyecto.

El éxito de Capelli nos demostró el poder de las comunidades a la hora de lograr cambios positivos. Desde ese entonces, a través de nuestra participación en la fundación 1% for The Planet® (1% por el planeta), hemos donado más de $89 millones de dólares en efectivo a organizaciones comunales que trabajan para lograr cambios positivos en el planeta desde sus contextos individuales:

 

  • Derribando diques.
  • Recuperando bosques y ríos.
  • Buscando alternativas para mitigar el cambio climático.
  • Protegiendo hábitats terrestres y marinos claves.
  • Protegiendo fauna y flora en peligro de extinción.
  • Apoyando proyectos de agricultura local, orgánica y sustentable.

 

Algunas de estas organizaciones no poseen más de 5 empleados, otras trabajan sólo con voluntarios. Por eso, en lugar de dar grandes sumas de dinero a unas pocas causas, otorgamos significativos subsidios cada año, que oscilan entre los $2.500 y $15.000 dólares, a cientos de organizaciones para quienes el dinero hace una gran diferencia.
Al ser una compañía que utiliza recursos y produce desechos, nos hacemos cargo del impacto medioambiental que producimos, y por eso mismo sentimos la responsabilidad de devolver a la comunidad. Para nosotros, no es un acto de caridad o de altruismo, sino uno de los costos del negocio, así que lo llamamos el “Impuesto para la Tierra”.

En números:

Cuantificación de algunos de los trabajos sociales y medioambientales realizados durante el año fiscal 2017 (del 1 de mayo de 2016 al 30 de abril de 2017)

 

  • 89 MILLONES: Dólares donados a trabajos medioambientales desde el comienzo de nuestro programa de mecenazgo en 1985.
  • 954 organizaciones medioambientales recibieron un subsidio en ese año.
  • 156.401 Dólares donados a organizaciones sin fines de lucro a través de nuestro programa Employee Charity Match.
  • 75 MILLONES: Dólares invertidos a través del programa de financiamiento de Tin Shed Ventures® en empresas con conciencia social y medioambiental.
  • 480: prendas confeccionadas bajo políticas de Comercio Justo (Fair Trade Certified™) en la temporada otoño 2017.
  • 26.000: trabajadores de la industria textil recibieron un bono del programa de Certificación del Comercio Justo o fueron beneficiados por la participación de Patagonia en dicho programa en los Estados Unidos.
  • 121.000: Dólares (de nuestros costos) en prendas nuevas y usadas donadas a través del programa de donación de prendas.
  • 100: Porcentaje de los productos de Patagonia que fueron aceptados para reciclar.
  • 2,8 MILLONES: Comentarios públicos enviados acerca de la importancia de los terrenos públicos, con 98% de aceptación.
  • 152.191: De los comentarios públicos de Patagonia contribuyeron a defender las tierras públicas.
  • 14.955: Horas de voluntariado en diversas pasantías medioambientales.
  • 1905: Cantidad de empleados que participaron de nuestras pasantías medioambientales desde sus inicios en 1994.
  • 92: fueron las personas que participaron de la conferencia Tools for Grassroots Activists (“Herramientas para activistas comunales”).
  • 1.377.083: Kilómetros de viajes en auto con un solo conductor que se evitaron gracias al programa Drive-Less (“Maneje menos”).
  • 175 MILLONES: Dólares que la fundación 1% for The Planet® distribuyó a diversas organizaciones medioambientales desde que el fundador de Patagonia,Yvon Chouinard, y Craig Mathews la crearan.
  • 50.295: Refacciones de equipamiento deportivo realizadas en nuestra tienda de Reno, el local más grande de reparación de los Estados Unidos.
  • 95: Porcentaje (en peso) de desechos materiales fueron reciclados en nuestro centro de reciclado en Reno.
  • 455.225: m2 de desechos de redes de pesca que se reutilizaron para fabricar tablas de skateboards, lentes de sol, ruedas y otros productos de la marca Bureo desde que la fundación Tin Shed Ventures comenzará a invertir en ellos en septiembre de 2014.
  • 1,8 MILLONES: Kilos de emisiones de carbono que se evitaron al invertir en paneles solares domésticos en Hawaii y dentro del territorio de los Estados Unidos, a través del programa de Tin Shed Ventures.
  • 730.584: Litros de agua que se ahorraron gracias a la tecnología de Tersus para el tratamiento completo de prendas sin utilización de agua, desde que la fundación Tin Shed Ventures invirtiera en ellos en 2014.

 

Para conocer más acerca de cómo tu compañía puede unirse a los esfuerzos de Patagonia ofreciendo el 1% de sus ganancias a organizaciones que buscan cambios positivos en sus comunidades, por favor, visite el sitio de 1% for the Planet®.

LINEAMIENTOS PARA ORGANIZACIONES

¿Sos parte de una organización que busca financiamiento? Conocé nuestros criterios para otorgar donaciones ambientales y el proceso para aplicar.

Postulate

 

Brindá tu apoyo

BRINDÁ TU APOYO

Conocé todas las organizaciones ambientales que trabajan con problemáticas locales de la Argentina. Apoyalos vos también, ¡involucrate!

Lista de organizaciones

 

The Responsible Company

THE RESPONSIBLE COMPANY

Lo que pudimos aprender en los primeros 40 años de Patagonia, por Yvon Chouinard y Vincent Stanley.

Comprá el libro

 

The Responsible Company

TOOLS FOR GRASSROOTS

Las mejores prácticas para conseguir logros en el movimiento ambientalista.

Comprá el libro