Abrigado en los Andes Peruanos

Daniel Huanambal Gimenez / Worn Wear

Todos los años paso una semana en una destilería andina en el pueblo de Ollantayambo, en Cuzco (Perú). El aire es seco y frío, ideal para la huerta orgánica donde se cultivan las especias con las que se destila el más exquisito cañazo del Perú. Es un lugar puro, sano y mágico, la última parada antes de Machu Pichu. En esa granja todo lo que se cultiva es orgánico, certificado e irrigado con agua baja de las montañas. Mis prendas Patagonia siempre me acompañan, ya sea en el pueblo o montaña adentro. La que llevo puesta en la foto ya pasó por los Andes seis años seguidos, igual que el R1 que visto bajo ella. ¡Gracias Patagonia Argentina!

X

Reabrimos nuestra tienda online

Hace un mes, cerramos nuestra tienda y centros de distribución en pos de cuidar la salud y seguridad de nuestros empleados y clientes. Después de muchas consultas y mucho trabajo duro, nos complace anunciar que patagonia-ar.com está nuevamente abierta.

Gracias por su paciencia

A medida que nos adaptamos a nuestros nuevos procedimientos de seguridad, el procesamiento de pedidos podría demorar más de lo habitual. Todos los pedidos incluyen envío terrestre gratuito. Se esperan demoras debido a los requisitos de personal y seguridad.

Manteniendo las cosas en perspectiva

Vender ropa no es un servicio esencial. Todos lo sabemos. Más que nada, nos sentimos honrados y extremadamente agradecidos por los profesionales de la salud e higiene de centros sanitarios, los farmacéuticos, los trabajadores de los supermercados y de los servicios de delivery, y todos aquellos que están trabajando duro en este momento. Gracias.

Tienda, reparaciones y distribuidores

Estamos entusiasmados por volver al trabajo, pero nuestros valores no han cambiado. Como siempre, te recomendamos comprar sólo lo que necesitás, comprar productos locales cuando sea posible y reparar lo que ya tenés. Nuestras tienda física y servicios de reparación permanecen cerrados por ahora.

Juntos enfrentamos al virus

Agradecemos las palabras de aliento y apoyo que compartieron con nosotros. Manténgase a salvo, sean amables el uno con el otro y gracias por visitarnos.