Polister Reciclado

Para nosotros, la calidad es más que el aspecto o las funciones de una prenda: también incluye la manera en que afecta al medio ambiente y a nuestra calidad de vida. Esto significa trabajar para lograr materiales y desarrollar procesos que minimicen el daño al medio ambiente.

En 1993 adoptamos en nuestra línea de productos el pólar PCR, hecho con botellas plásticas de gaseosa recicladas tras su consumo. Fuimos el primer fabricante de indumentaria outdoor en hacerlo. La indumentaria PCR® fue un paso positivo hacia un sistema más sustentable, que utilice menos recursos, descarte menos y proteja de mejor manera la salud de las personas.

Hoy en día somos capaces de utilizar más recursos para el poliéster reciclado y ofrecer más prendas como las baselayers Capilene®, las camperas shell, las bermudas para surf y el pólar. Ahora reciclamos botellas usadas de gaseosa, desperdicios de fabricación inutilizables y prendas gastadas (incluidas las nuestras) para la fabricación de fibras de poliéster para la producción de muchas de nuestras prendas.

El uso de poliéster reciclado disminuye la dependencia del petróleo como fuente de materia prima. Frena los desechos, prolongando de este modo la vida en los basureros y reduciendo las emisiones tóxicas de los incineradores. Ayuda a promover nuevas corrientes de reciclaje para prendas de vestir de poliéster que ya no son utilizables. Y causa menos contaminación del aire, el agua y el suelo en comparación con el uso de poliéster no reciclado.