Plumón Encapsil™

Repelente de agua y mucho más

El plumón  es más abrigado, liviano y compresible para su peso que cualquier otra fibra aislante natural o sintética. La desventaja es que cuando está mojado pierde su capacidad de calentar y aislar. Por esta razón, el desarrollo de plumón repelente de agua ha sido un santo grial para las empresas de outdoor durante décadas.

Por primera vez, se encuentran disponibles las prendas de plumón repelente de agua de diferentes fabricantes. Sin embargo, Patagonia adoptó un enfoque único, que no solo produce plumón que repele el agua, sino que también ofrece una significativa ventaja adicional que nadie más puede ofrecer: plumón con un excepcional poder de relleno de 1000.

La tecnología Encapsil™, proceso de plasma de Patagonia, aumenta de manera segura y radical la calidez del plumón, el calor para su peso, su fortaleza y su resistencia al agua. El tratamiento con plasma modifica la estructura molecular de la fibra del plumón para que sea más hidrófoba, y además fortalece la delicada y compleja estructura con forma de árbol del plumón. Esto a su vez aumenta la potencia de calentamiento del plumón más de un 25%. La tecnología Encapsil™ es exclusiva de Patagonia; la tecnología, procesamiento y fabricación de plumón tratado con plasma tienen la patente pendiente.

El poder aislante del plumón se debe a su relleno. Espacios minúsculos de aire atrapado entre las plumas se calientan con el calor del cuerpo y forman una almohada de abrigo que rodea el cuerpo. El relleno se mide en poder de relleno, esto es el número de pulgadas cúbicas que puede llenar una onza de plumón. Patagonia incorpora poder de relleno de plumón de 800 en las prendas para uso alpino. Una onza de plumón con poder de relleno de 800 tratada con la tecnología Encapsil™ de Patagonia tiene un poder de relleno sin precedentes de 1000, brindando más calor y abrigo con la misma cantidad de plumón.

La tecnología Encapsil™ utiliza química segura a base de silicona. El plumón pasa por una aspiradora y se agita con ondas de radiofrecuencia de bajo nivel hasta que su estructura molecular comienza a cambiar. Se deposita una pequeña cantidad de siloxano sobre cada pluma. Este se adhiere a su estructura molecular modificada en una síntesis prácticamente permanente, de esta manera el plumón resultante es hidrófobo, más fuerte y más eficiente.