Nylon Reciclado

Como el poliéster, la fibra de nylon se hace a partir del petróleo. Durante 20 años sustituimos el poliéster no reciclado por versiones recicladas. Sin embargo, recién en los últimos cinco años comenzamos a reemplazar el nylon no reciclado por el reciclado. Por alguna razón escondida en la profundidad de la química de los polímeros, el nylon es más difícil de reciclar que el poliéster.  Luego de años de investigaciones, desarrollo y pruebas, finalmente estamos encontrando algunas fibras de nylon reciclado que son adecuadas para la ropa y pueden pasar rigurosas pruebas de fabricación y calidad de producto.

Parte del nylon que utilizamos proviene de residuos de fibra postindustriales, hilo recogido de una fábrica de hilado y desechos de las fábricas de tejidos que se pueden procesar para hacer fibra de nylon reutilizable. Otra fibra de nylon reciclada con la que estamos experimentando es la recreada a partir de desechos de redes de pesca industriales.

En 1993 fuimos el primer fabricante de indumentaria outdoor que adoptó en su línea el pólar PCR, hecho con botellas plásticas de gaseosa recicladas tras su consumo. Sin embargo, veinte años más tarde continuamos buscando una historia de similar éxito con el nylon reciclado. El desafío está por delante, y estamos comprometidos a descubrir los mejores métodos para reciclar la fibra de nylon, pero parece que esta evolución va a tomar muchos años.

De todos modos, la incorporación de todo el nylon reciclado que podemos, disminuye la dependencia del petróleo como una fuente de materia prima. Reduce los desechos, lo que prolonga la vida útil del vertedero y reduce las emisiones tóxicas de los incineradores. Ayuda a promover nuevas corrientes de reciclaje para productos de nylon que ya no son utilizables. Y causa menos contaminación de aire, agua y suelo en comparación con el uso de nylon no reciclado.